Como hacer dieta y mantener la vida social

 

En el momento en que iniciamos a seguir una dieta es en el momento que nos damos cuenta de la cantidad de “compromisos sociales” relacionados con la comida que tenemos cada jornada: celebración de compañeros de trabajo, comidas de descanso en casa de la suegra, esas cervezas con los amigos al salir del trabajo, etc… Es habitual, por tanto, que nos preocupemos por las consecuencias que puede tener en nuestra vida benéfico este cambio en nuestros hábitos…sobretodo porque muchas personas de vuestro aledaños no nos lo van a poner cómodo.

Aquí os dejamos diferentes consejos para afrontar estas situaciones que nos iremos encontrando:

bajar de peso

Tener bastante claro tus objetivos y los motivos por los  cuale estás comenzando una dieta.

Seguramente tendrás que dar muchas explicaciones. Hasta este momento has llevado un estilo de vida y las personas que estan a tu alrededor estan acostumbrados a él mismo. Probablemente siempre hayas sido ese amigo que se daba a “el buen comer” y era el primero en aconsejar  nuevos restaurantes todas las semanas, o la amiga que no faltaba nunca a la cita con el cruasán y el zumo de naranja en la cafetería todos los dias,…. Una vez  has encontrado tus motivos y tienes la motivacion (click aquí para leer post), te marcas unos objetivos y decides hacer el cambio. Tus conocidos te van a preguntar Pero ¿POR QUÉ? (“¿por qué ya no e vemos en el bar?¿ Si siempre te ha gustado…“) en estos casos  MÁS TE VALE que tengas una explicación convincente. ¿La tienes? Seguramente que en tu interior “si” Seria  bueno que la dijeses en voz alta o escribir la: te ayudará a tener mas claros tus objetivos. Por ejemplo:

He tomado la decisión de cambiar mis hábitos porque quiero estar mucho más saludable para poder vivir más y con mayor calidad de vida. Esto no supone renunciar por siempre a las reuniones para comer con mi familia o mis amigos, solo supone que voy a ser mas selectivo y comer tan solo en aquellas situaciones especiales en las que voy a disfrutar mucho más: ¿Crees que no asistiré a la cena de Navidad con mi familia? ¿Con los canelones que cocina mi madre? ¡Ni loco! Eso sí…para que voy a tomar todas las tardes una ensaimada para merendar cuando puedo satisfacer mi hambre igual con un bocadillo de pechuga de pavo con tomate o una pieza de fruta?. Me he dado cuenta de que estoy haciendo las cosas mal desde hace mucho tiempo (¡por eso he tomado la decisión que era hora de hacer cambios!) soy consciente de que tengo que ser constante durante varias semanas para llegar a “automatizar” los nuevos hábitos que voy a ir adquiriendo“.

Si la respuesta que habéis argumentado es esta, Tenemos que ser conscientes  que no va a convencer a todo el mundo por lo que es necesario explicar también a las personas que te rodean  porque es importante  hacer estos cambios para vosotros.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *